Playas

El municipio de Garopaba cuenta con muchas bahías que conocer, las cuales tienen diferentes características y se adaptan a los gustos y preferencias de los visitantes. Cada bahía tiene sus actividades, algunas son preferibles para caminar y aventurarse, otras para actividades como el surf o el kayak, otras para sentirse plenamente rodeado de la naturaleza. Es por esto que a continuación le desarrollamos un mapa con las descripciones de cada playa. ¿Y a ustedes que playa les gusta más? ¡Coméntanos tu experiencia!

mapa ver mapa

Praia de Garopaba

Garopaba es la playa más urbanizada del departamento. En sus 2 km de largo brinda todo lo que necesitas para poder disfrutar de unas increíbles vacaciones en familia.
En toda la bahía se encuentran zonas de restauración como bares y restaurantes. A la vez la playa es concurrida por vendedores ambulantes de accesorios, ropa, artesanías, manualidades, bebidas y comidas.
En su extremo sur, conocido como barrio de los “pescadores” el morro verde llamado “da Vigía” cae a un mar de poca profundidad generando una tonalidad verde clara donde reposan los barcos pesqueros, un verdadero gusto para la vista. En este extremo del mar parten todas las embarcaciones tanto para la pesca o para actividades turísticas como buceo, paseos en barco, kayak y muchas más. Por las tardes se arman interesantes partidos de fútbol y vóley entre los turistas y los residentes.
En el centro de la playa hay una pintoresca pasarela para aquellos que disfrutan del paseo a pie. En esta costanera encontrarás bares, restaurantes y pizzerías donde podrás beber o comer disfrutando del paisaje que Garopaba ofrece.
Hacia el norte el mar se vuelve más movido pero no mucho. Ideal para aquellos que buscan iniciarse en la práctica de deportes acuáticos. En este extremo la playa es más ancha y la arena más limpia. Una experiencia que no podes dejar de vivir es la de cruzar a pie hacia la playa “Siriu” a través de un morro verde que divide estas bahías.
Se ve a Garopaba como la playa más recomendada para pasar las tardes en familia debido a su mar que tiene características para todos los gustos y edades y también por su abundante y variada oferta de servicios.
Más allá de que es una playa tranquila se recomienda los meses de marzo, noviembre y principios de diciembre para aquellas personas que disfrutan de una mayor soledad, temperaturas cálidas y goce de la naturaleza.

ir arriba

Praia do Rosa

Cuenta con una bahía de 2km, rodeada de morros verdes y con dos lagunas en el medio, reconocida como una de las playas más lindas de Brasil.
Praia do Rosa pertenece al departamento de Garopaba y está ubicada a unos 15 km del complejo Vila Lila. La Playa se divide en tres partes. En el sector sur donde se encuentra la zona de bares y restaurantes que invitan a disgustar un buen trago, productos típicos mientras nos cobija un encantador paisaje. Zona centro se encuentra un lago donde los más pequeños pueden disfrutar del juego y entretenimiento. Zona norte es donde existe la mayor concentración de surfistas y amantes de la naturaleza y la tranquilidad.
Esta playa es ideal para los fanáticos del surf, wind y kite surf que busquen aprender y disfrutar de estos deportes.
Rosa brinda posibles caminatas a lugares reservados para personas con espíritu de aventura donde estarás en contacto con la naturaleza intacta de la región. Ideal para la pesca de camarón especialmente en las noches de luna llena.
Además del surf y su belleza natural en primavera esta bahía es uno de los mejores lugares donde observar a las ballenas (Franca Austral), las que se acercan a la costa a cuidar sus crias.
Su centro comercial ofrece variada gastronomía, locales de moda, ferias de artesanos y bares con música en vivo donde podrás disfrutar de verdaderas cálidas noches brasileras.

ir arriba

Praia Vermelha

Vermelha es una playa de características muy particulares, comenzando por su escarpado acceso. Está ubicada a 16 kilómetros del condominio. Se puede llegar a ella caminando por el portón principal o por las trilhas (senderos), tanto de la playa Ouvidor, ubicada al norte y por playa de rosa, ubicada al sur de la misma. Vermelha es una playa enigmática, de nada más que quinientos metros de largo, con mucha vegetación y muy tranquila, apenas en ella vas a poder encontrar un pequeño grupo de casas en su litoral. Una recomendación a la hora de ir a Vermelha es dejar el auto en Ouvidor, hacer el camino de la trilha, el cual no dura más de una hora, es lindo, atractivo y está bien señalizado. Yendo con cautela y despacio en los momentos de pendiente, cualquier persona está capacitada para hacerlo. En el camino van a poder aprovechar de la naturaleza de los morros, y también de Vermelhiña”, una pequeña playa de antes de del final del trayecto, que es un verdadero paraíso y donde se generan unas pequeñas piscinas naturales.
Cuando lleguen a Vermelha, van a disfrutar de una playa sólo para ustedes, de aguas tranquilas y mar claro y abundante vegetación, lo recomendable es ir con provisiones porque allí no van a encontrar negocios, solamente exuberante naturaleza.

ir arriba

Praia do Ouvidor

A unos 12 km del condominio Vila Lila podemos conocer una playa de unos 800 metros de largo, rodeada de pinos y con un mar fuerte, de unas 4 a 5 rompientes. A través de un acceso entre palmares y mata virgen se consigue llegar a Ouvidor una playa con infraestructura mínima donde encontrarás pocos servicios.
Esta es la única playa que podrás ingresar y estacionar tu auto lo que hace que la arena de la misma no sea de la más clara de la zona.
Ideal para realizar picnic y hasta hacer tu propio asado allí, algo visto comúnmente en esta playa. Lo único que debes hacer es garantizarte tener una heladerita con todo lo necesario, una bolsa de carbón y unos pinches que el condominio te facilitará sin inconveniente.
Ya que es poca la oferta de comida y bebida debes cargar tu auto con lo necesario para poder disfrutar de un día de playa en Ouvidor.
Una de las características que más se disfruta en esta bahía es la sombra que da su vegetación. Luego del almuerzo y con un fuerte sol, podrás descansar bajo estos pinos admirando el paisaje. Muchos turistas afirman que la vista de la salida de la luna en Ouvidor es mágica.
Imperdible en esta playa es el trekking hacia el sur. El cruce hacia Praia Vermelha, más allá de ser un trecho de una hora caminando sobre el morro, el paisaje, la aventura y la experiencia de hacerlo es innegociable.

ir arriba

Praia da Barra

Playa da barra está ubicada al sur de la playa de Ferrugem. Las formas de llegar a esta llamativa playa, es caminando desde Ferrugem o en automóvil podes estacionarlo en el límite de ambas playas o en colectivo desde Garopaba bajándote justo en el final de la playa de Ferrugem, sino la distancia desde el condominio hasta el centro de Barra es de nueve kilómetros. Esta bahía de ochocientos metros de largo es tranquila, familiar, casi residencial, con aires de playa privada. En su costa se ubican unas hermosas casas de verano. En esta playa a diferencia de Ferruguem suelen encontrarse sólo familias, tiene poca infraestructura, sólo residencias particulares y algunos elegantes hoteles. De mar calmo y aguas verdes su costa vale la pena recorrerla de punta a punta y apreciar en su canto sur, su flora formada especialmente por pinos y la gran cantidad de rocas y observar el constante golpear de las olas. Esta playa expresa la belleza intrínseca de la zona y se vuelve un sitio magnífico que no podes dejar de visitar.

ir arriba

Praia da Ferrugem

Al sur de la playa de Silveira y al norte de la Playa da Barra se encuentra Ferrugem, una playa encantadora para los amantes del surf y de la vida nocturna. El acceso a la playa de Ferrugem es por un camino pavimentado, su centro comercial cuenta con restaurantes, pubs, discotecas, está ubicado a seis kilómetros del condominio Vila Lila. En temporada alta las calles de Ferrugem se colman de jóvenes de Argentina, Uruguay y Brasil, hacen que la música se extienda hasta altas horas de la madrugada. Ferrugem cuenta con una gran cantidad de posadas que generalmente albergan a los jóvenes. La bahía tiene aproximadamente un kilometro de largo sus aguas son azules y su arena es suave y es una playa perfecta para el surf, sobre todo en el canto norte donde se generan las mejores olas. Al sur se encuentra el llamado “morro del indio” que limita con playa da Barra es un antiguo cementerio indígena de más de 7000 años, desde el cual se puede apreciar una vista panorámica única que invita a la contemplación y fotografía de ambas bahías.

ir arriba

Praia da Silveira

Está playa encantadora se encuentra a tres kilómetros de distancia del condominio Vila Lila, al sur de la playa de Garopaba y limitando al norte con la playa de Ferrugem. Es una playa que sigue manteniendo su estilo nativo y silvestre. Cuenta con poca infraestructura, sólo unas casas de alquiler y posadas, que en su mayoría se encuentra en las laderas de los morros. Tiene una naturaleza exuberante que es preservada y protegida por sus habitantes. Aunque, desde hace un tiempo, el acceso a la playa fue facilitado por el pavimento permitiendo que sea más ameno el acceso a la misma. La playa de Silveira tiene un kilometro y medio de largo, y es reconocida no sólo en el estado de Santa Catarina sino en todo Brasil, como una de las mejores playas para el surf, con olas de más de tres metros. En ella se realizan campeonatos se surf durante el verano, a los cuales acuden los mejores surfistas de todo el país y del mundo. Es una de las mejores playas del municipio de Garopaba, para quienes quieran disfrutar del ocio y alejarse de la urbanización ¡si todavía no conocen esta playa prepárense para cuando la vean, porque se va a enamorar!

ir arriba

Vigia

Situada a un kilometro y medio del condominio Vila Lila. Es una pequeña playa de aproximadamente 80 metros de largo, de aguas calmas y tranquilas, la cual invita a hacer snorquel, surf-paddel y kayak. Es interesante realizar el trayecto caminando, partiendo desde la calle de la iglesia matriz que sale del centro histórico, para detenerse a mirar el paisaje, las construcciones sobre el morro y visitar la gruta de nuestra señora de Lourdes ubicada en lo alto del mismo. Este lugar es ideal para apreciar la inmensidad de la bahía.

ir arriba

Praia do Siriu

Playa de Siriú es una playa extensa de aproximadamente seis kilómetros de largo, de aguas azules y tranquila, con mucha naturaleza ideal para caminar. En su canto norte se encuentra su mayor infraestructura, allí hay hospedajes y también restaurantes, donde se puede disfrutar de los deliciosos frutos de mar. Su canto sur linda con el norte de la bahía de Garopaba, para llegar a él sólo hay que cruzar un pequeño morro que cuenta con una pasarela que facilita el paso. Al norte se puede llegar en vehículo y está ubicado a 8 kilómetros del condominio Vila Lila. Durante el trayecto se pueden observar las grandes dunas de Siriú lugar apto para la práctica del sanboard y el famoso culo-patín. El camino hacia el canto norte, contempla el paso por el puente, que sortea la laguna que desemboca en el mar y por las tardes invita a la pesca y al paseo en kayak. Además, en Siriú se crean dentro de su bosque nativo y en las laderas del morro, atrapantes cascadas, la más conocida de ella es la “Cachoeria de Macacu”, este sitio cuenta con bar, restaurant, vale la pena conocerlo. La amplitud del lugar, su inconmensurable costa, la vuelve ideal para el abistaje de ballenas francas, que se pasean por los mares del sur de Brasil, en los meses de junio y noviembre. Por eso mismo es una playa que no se puede dejar de disfrutar entre el sol, la laguna y el mar.

ir arriba

Praia da Gamboa

Gamboa es una pequeño pueblo de pescadores que se ubica a unos 16 kilómetros del condominio Vila Lila. . Llegar a esta playa forma parte de una hermosa experiencia atravesando morros de gran vegetación y con presencia de animales como vacas y cebúes. Para alcanzar la bahía se debe descender por una gran montaña donde tendrás vistas alucinantes de la naturaleza. En caso de lluvias no se recomienda visitarla ya que sus accesos no son pavimentados.
Es una de las playas con menor infraestructura del municipio y a la vez menor visitadas por los turistas. Estas características la hacen ideal para disfrutar en tranquilidad la experiencia de sumergirse en la admiración del gigante atlántico rodeado de una exuberante vegetación.
Como la mayoría de las playas de la zona es ideal para la gran práctica de surf, además de tener una longitud de 1,5 km donde podrás realizar las actividades que desees.
Escasos bares y restaurantes abren sus puertas ofreciendo bebidas y comidas frescas de la zona sobre todo en el acceso sur de la bahía. Ideal para el momento donde necesitas huir de la locura de la ciudad. Gamboa es sinónimo de paz, tranquilidad y naturaleza.

ir arriba